Para obtener los mejores resultados de lavado, es importante usar el detergente correctamente y en la cantidad adecuada:

  • Una cantidad insuficiente de detergente no ofrece unos resultados óptimos de lavado y favorece la acumulación de suciedad y cal en la lavadora.
  • El uso excesivo de detergente no es rentable y aumenta el riesgo de un aclarado deficiente y de un exceso de espuma en las lavadoras de carga frontal.

La suciedad de la colada y la dureza del agua determinan la cantidad de detergente necesaria en cada caso.

Dosificación del detergente en las lavadoras de carga superior

Detergente en polvo:

En las lavadoras estándar, el detergente en polvo se pone en el cajetín o en dentro del tambor.

Detergente líquido:

En las lavadoras estándar, la cantidad de detergente se mide con el tapón y se vierte en el cajetín o se coloca dentro del tambor. A continuación, añadir la ropa.

Consejo:

En las lavadoras de carga superior, no colocar el detergente en polvo o líquido sobre la ropa.

Dosificación para las lavadoras de carga frontal y de alta eficiencia

Detergente en polvo:

Poner el detergente en el cajón dispensador, meter la ropa en el tambor y poner en marcha la lavadora.

Detergente líquido:

Verter el detergente en el cajón dispensador, meter la ropa en el tambor y poner en marcha la lavadora.